martes, 21 de enero de 2014

Como evitar los ácaros del polvo

Cómo evitar los ácaros del polvo
Parece ser que cada vez hay más gente que tiene problemas alérgicos y en el futuro el porcentaje de población que sufra algún tipo de alergia estará por encima del cincuenta por ciento y la mayoría será de tipo respiratorio.
Dentro de estás hay un enemigo que cada vez nos da más guerra: son los ácaros domésticos o del polvo, la segunda causa de alergia respiratoria, unos animalitos de compañía aunque no queramos tenerlos con nosotros.



Qué son los ácaros






Ácaros pastando
Los ácaros son unos arácnidos minúsculos, casi invisibles al ojo humano, miden entre los 0,2 y 0,5 mm y hay muchísimas especies, 50.000 catalogadas y se cree que hasta 500.000 sin catalogar aún. Viven en todas las partes del planeta, desde lo alto de montañas hasta en los fondos marinos y están en la Tierra desde hace unos 400 millones de años. Fuente Wikipedia.

El ácaro doméstico vive de maravilla en el polvo de nuestros hogares, el polvo es una mezcla de elementos orgánicos e inorgánicos y la parte orgánica es la que alimenta al ácaro, son restos de alimentos, bacterias, virus... Pero el alimento principal son los restos de piel humana. Viven en los sofás, en los muebles recubiertos de tela y en donde más restos de piel humana pueden encontrar: los colchones donde dormimos.
Los colchones constituyen un excelente microhábitat ya que, dada la profundidad de su relleno, retienen mucha humedad, proporcionándoles los factores que necesitan para su óptimo desarrollo: calor procedente de la transpiración del que duerme y comida también procedente de las escamas de piel del durmiente. La humedad es el principal factor para su desarrollo; los niveles óptimos de humedad relativa se alcanzan fácilmente en los colchones mientras están ocupados, un promedio de ocho horas al día. El calor y la transpiración de sus ocupantes producen un aumento en su temperatura que alcanza 25º y 35º C, y su humedad relativa se incrementa en un 5 y un 8%.
De ese modo, durante esas 8 horas al día, los ácaros de los colchones encuentran unas condiciones favorables de desarrollo. Este tiempo puede ser mayor si la cama se hace de modo inmediato, sin ventilación previa, por lo que se puede mantener cierto grado de temperatura y humedad durante casi 16 horas.

Cómo evitar los ácaros



Ventilar el dormitorio
foto de www.elmueble.com
Si tenemos en cuenta que los ácaros son habitantes naturales de nuestro entorno doméstico y que su presencia no significa falta de higiene en el hogar nos podemos hacer a la idea de lo difícil que es librarnos de ellos, por no decir imposible.
Para luchar contra los ácaros tenemos que tomar medidas ambientales:
Eliminar del dormitorio alfombras y elementos que acumulen polvo; ventilar diariamente la habitación, aspirar el colchón y sacarlo al aire exterior una vez al mes, lavar la ropa de cama a más de 50º una vez a la semana, hacer limpiezas periódicas de sofás cortinas, moquetas, reparar los problemas de humedad de la vivienda, y mantener el dormitorio con una humedad relativa inferior al 50%, esto se consigue fácil con los deshumidificadores y usar filtros de aire antiácaros en el aire acondicionado.
Bueno, pues con todo esto aún quedarán algunos de nuestros amiguitos escondidos.

Fuente: libro de las enfermedades alérgicas de la fundación BBVA

Solución de colchonesymás.es


Acabar con los ácaros
Como ayuda a todos los que sufren alergias a los ácaros del polvo, podemos ofrecer, dentro de la gama de colchones que vendemos, colchones que  tienen tratamiento antiácaros como Dupen y algunas de nuestras marcas como Sema, Flex  que tienen tratamiento permanente, es decir, el tratamiento no pierde eficacia con el paso del tiempo porque está en la composición de sus materiales.
Estos materiales con tratamientos antiácaros están situados en la capa de debajo de los tejidos de los colchones, por lo que el ácaro que aparezca por allí simplemente muere.  También utilizar fundas de colchón y almohadas con tratamiento antiácaros o también puedes poner a tu colchón protectores impermeables y transpirables que evitan que los ácaros circulen del colchón hacia tu cuerpo.

Espero que el artículo te haya ayudado a conocer un poco más a este bichito que provoca molestas alergias. Hasta el próximo y no te olvides de compartirlo.