sábado, 25 de julio de 2015

No comprar colchones de segunda mano

Como os imagináis, comprar colchones de segunda mano siempre me pareció una guarrada, es antihigienico y puede ser una fuente de infección ya que no sabemos quién y como ha usado ese colchón. Ahora la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) me da la razón.

no comprar colchones de segunda mano

Por qué no comprar colchones de segunda mano

La noticia es la siguiente según lainformación.com:

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) advierte del incremento de la plaga de chinches en España que estaba erradicada desde hacía medio siglo, pero que como consecuencia del tránsito de personas, en especial de los peregrinos que vienen desde Francia haciendo el Camino de Santiago, y la globalización, ha regresado a la península.
La verdad no se cual será la relación de los pobres peregrinos y las chinches para ponerlos como causa especial.

Las chinches como se alimentan 

Las chinches son una fuente de infecciones y son un poco asquerosas las pobres y ANECPLA nos cuenta sobre ellas lo siguiente:
Las chinches se alimentan de sangre humana y aunque no transmiten enfermedades, pueden causar picaduras molestas que se pueden calmar con una loción de farmacia o reacciones alérgicas ante las que se debe acudir al médico lo antes posible. Además de esto, pueden causar problemas para dormir y ansiedad.
"La higiene no siempre está asociada a la proliferación de esta especie: llega por contaminación, se alimenta de nuestra propia sangre y empieza a proliferar", señala la directora general de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta.


Medidas para frenar la plaga de chinches


Desde ANECPLA nos dan una serie de recomendaciones para frenar la plaga de chinches

Primeramente, cuando se viaje, sobre todo si es albergues es recomendable revisar las sábanas, las almohadas y los colchones y nunca dejar el equipaje encima de la cama, en el caso de que se sufra una picadura por la noche, se debe mirar si hay manchas de sangre en las sábanas y revisar las costuras de los colchones para cerciorarse de si son chinches.

Los insecticidas no son recomendables ante los chinches porque generan resistencia y ayudan a propagar la plaga, también se debe tener una casa ordenada para reducir los lugares donde los chinches puedan esconderse, es frecuentes que se oculten entre las prendas sucias, por lo que es aconsejable lavar el cesto de la ropa una vez se vacíe.

Si hay sospecha alguna de que el equipaje está contaminado se debe poner la maleta en cuarentena en un lugar alejado de los dormitorios o salones y hay que lavar toda la ropa, tanto sucia como limpia a 60 grados. Por supuesto hay que evitar comprar colchones o almohadas de segunda mano y en caso de ser necesario acudir a un profesional.

Los expertos en control de plagas conocen la especie, sus ciclos de vida, lugares dónde se alojan las plagas y sistemas para su erradicación. Por ello, utilizaran medios que no necesariamente son químicos para el control de las plagas, empleando los productos químicos solo cuando sean necesarios y en la cantidad necesaria.

Las chinches pueden venir en colchones de segunda mano 

Os dejo un vídeo de ANECPLA en el que nos cuentan que una causa, entre otras, de tener chinches en nuestra casa es la compra de colchones de segunda mano.




Por eso me parece fundamental difundir esta noticia y evitar la venta de colchones de segunda mano, así como almohadas y cualquier otro elemento de cama, primero por higiene y en segundo lugar, por que las prestaciones para el descanso seguramente han desaparecido por el paso del tiempo y las condiciones de uso a las que han sido sometidos.

Saludos a todos y dadle a compartir para que llegue el consejo al mayor número de personas !!!