miércoles, 11 de noviembre de 2015

Almohadas viscoelásticas o almohadas de fibra



Almohadas viscoelasticas o almohadas de fibra
Cuando hablamos de descanso, hablamos de salud, por lo que es esencial que no nos conformemos con cualquier cosa, y que siempre tengamos en cuenta que la salud es lo más importante. Por ello, si queremos cuidarnos y asegurarnos un buen descanso, es necesario que estemos informados sobre las cualidades de los distintos tipos de colchones y almohadas, y que elijamos únicamente la opción que se adapte a nuestras necesidades al cien por cien. De esta manera conseguiremos un óptimo nivel de confort y, por lo tanto, de salud.

En el artículo de hoy os traemos las características principales de dos tipos de almohadas muy populares hoy día: las viscoelásticas y las de fibra.




Propiedades de las almohadas viscoelásticas


Todos hemos oído hablar de la famosa viscoelástica, pero ¿qué es realmente este material? La viscoelástica es un material creado por la NASA para sus misiones espaciales tripuladas. Aunque fue desarrollado tiempo atrás, empezó a popularizarse en la industria del descanso hace algo más de una década. Y no es de sorprender, ya que sus beneficios son muchos.

Propiedades de las almohadas viscoelasticas

A continuación os describimos las principales ventajas de este tipo de almohada:

- Una de las características más famosas de esta almohada es su efecto memoria. Esto quiere decir que después de utilizarla, la almohada vuelve a su estado inicial, sin tener que preocuparnos por la zona donde apoyamos la cabeza, ni de si quedará deformada con el tiempo.

- Otra gran ventaja de las almohadas viscoelásticas es su magnífica capacidad de adaptación. Esta almohada se adapta perfectamente al contorno de nuestro cuello, cabeza e incluso del hombro, haciéndola más cómoda que almohadas de otros materiales. Esta adaptación es perfecta para ganar comodidad, además de aliviar presión y liberar tensiones musculares. De esta forma se evitan posibles lesiones cervicales y se disminuye el insomnio ocasional. Por ello, son perfectas para personas que tienden a dormir boca arriba o de lado, ya que aseguran una correcta alineación de las piezas cervicales.

- La viscoelástica es un material extremadamente resistente, por lo que no se requiere un cambio de almohada frecuente. Esto, sin duda, es algo a tener muy en cuenta.

- Por último, el material viscoelástico hace que estas almohadas sean hipoalergénicas, por lo que se evitan problemas de alergia en un lugar tan importante como es la cama.



Las almohadas viscoelásticas no deben ser lavadas, especialmente en una lavadora. El hacerlo podría significar el fin de las magnificas ventajas que tienen, como la adaptabilidad o el efecto memoria. La única solución a esto es utilizar una doble funda, que será lo que debamos lavar regularmente.

En algunos casos, estas almohadas pueden producir sensación de calor a aquellas personas que son calurosas de noche, la solución para estos amigos son las nuevas almohadas con el núcleo viscoelástico taladrado y con tejidos 3D para conseguir la máxima transpiración. Y eso funciona de verdad.



Propiedades de las almohadas de fibra


Las almohadas de fibra llevan más tiempo en el mercado que las viscoelásticas, ya que surgieron como la alternativa artificial viable a las anteriores de lana, que eran más costosas y ofrecían menos ventajas como el apelmazamiento. Aunque tienen algunas características similares al modelo descrito anteriormente, las almohadas de fibra ofrecen los siguientes beneficios:

- La fibra utilizada hoy día se trata de un material muy suave y esponjoso, por lo que es una comodidad enorme apoyar la cara sobre ellas. Esto, aunque parece algo trivial, es en realidad muy importante para asegurarnos un buen descanso.

Propiedades de las almohadas de fibra


- La fibra, a diferencia de la viscoelástica, es completamente compatible con el lavado a máquina, por lo que no tendremos que preocuparnos por utilizar varias fundas, ya que podemos meter las almohadas en la lavadora cada vez que sea necesario.

- Aunque en este campo es clara vencedora la almohada viscoelástica, la fibra utilizada hoy día ofrece bastante capacidad de adaptación al apoyar la cabeza, por lo que no tendremos problemas de incomodidad en este aspecto.

- Otro beneficio que nos aporta esta almohada es la variedad que ofrece en cuanto a relleno. Es decir, existen muchos grosores y grados de firmeza, por lo que según nuestra postura habitual al dormir, podremos elegir la cantidad de relleno de la almohada, y su firmeza. Esto es perfecto, por ejemplo, para aquellas personas que duermen boca abajo o que se mueven mucho, reduciendo así las posibles lesiones cervicales o lumbares.

- Aunque no todas, la mayoría de las almohadas de fibra están dotadas de tratamiento anti-bacterias y anti-ácaros, por lo que la probabilidad de sufrir alergias queda considerablemente reducida.

- Una ventaja clara sobre otro tipo de almohadas, es que las fabricadas en fibra tienen un precio sensiblemente más asequible.



Al igual que con las almohadas viscoelásticas, la fibra tiene sus desventajas. Por ejemplo, estas almohadas pueden llegar a acumular más gérmenes, especialmente si no han recibido un tratamiento especial antialérgico y antiácaros. Además, a diferencia de la viscoelástica, con el paso del tiempo la fibra acaba aplastándose, por lo que habremos de considerar un cambio de almohada con mayor frecuencia que con el modelo anterior.



Sin embargo, a pesar de las múltiples ventajas y desventajas de cada tipo, sois vosotros los que tenéis que valorar las cualidades para tomar la mejor decisión posible y evitar cualquier problema de confort. Recordad, debemos tomarnos en serio nuestro descanso, pues de él dependerá nuestro bienestar.



Y si tienes cualquier duda, ponla en los comentarios y te trataré de ayudar lo mejor posible o puedes pasarte por nuestra tienda de Madrid, estamos cerca de plaza de Castilla, como puedes ver en el mapa de más abajo.