sábado, 11 de junio de 2016

Cómo preparar tu colchón cama o dormitorio para dormir en verano

como preparar tu colchón cama o dormitorio para dormir en verano
Cuando llega el verano nos encontramos con un serio problema. Por la noche dormimos peor por culpa del calor. Trataremos de preparar nuestra cama, colchón o dormitorio para dormir en verano.

Hay personas que lo pasan fatal, son personas “calurosas”, personas que les gustaría que todo el año fuera invierno o como mucho otoño o primavera.


Estos amigos cuando llegan los últimos días de la primavera empiezan a pensar en lo que se les viene encima y los problemas para dormir que van a tener cuando por la noche se metan en su colchón.

El calor nocturno tiene consecuencias en nuestro descanso y al descansar mal un día tras otro conseguirá que nos afecte en nuestra vida diaria. Estaremos de mal humor, fallaremos en nuestro trabajo, discutiremos con nuestros familiares…

Pero qué podemos hacer...

No nos queda más remedio que adaptarnos y tratar de prepararnos lo mejor posible para el calor estival.

Preparar la cama para el verano


La ropa de cama debe de ser ligera, transpirable como el algodón. Como es evidente, habrás guardado todas las mantas o nórdicos.

Pondremos colchas finas, sabanas y almohadones de poco gramaje, y que sean muy transpirables.
Si puede ser, pon la ropa de cama de colores claros mejor.  Dan un toque más fresco, que aunque sea psicológico, todo cuenta.

El protector del colchón que sea de algodón y con poliuretano, que es impermeable y transpirable. Con ello protegemos el colchón evitando las manchas de sudor.

Preparar tu cuerpo para dormir en verano


Relajarte antes de ir a dormir, haz ejercicio diario para mantenerte en forma, sobre todo buscando las horas de menor actividad solar, o como muy tarde tres horas antes de acostarte para que el cuerpo tenga tiempo de desconectar.

Dúchate antes de acostarte. Desde luego nada de café ni de bebidas estimulantes.

Las cenas deben de ser ligeras, por ejemplo ensaladas que son fresquitas, sanas y saludables.

Importantísimo. Bebe mucha agua, el cuerpo debe de estar bien hidratado por dentro.

Leer un libro antes de dormir relaja mucho. A mi esto no me falla nunca.

Preparar el dormitorio para el verano


Para preparar el dormitorio para el verano tenemos que intentar bajar la temperatura ambiente, sobre todo si somos calurosos. Cada grado cuenta y tenemos que hacer lo que podamos para rebajarlos.

Mantén las persianas bajadas y ventanas cerradas, ábrelas por la mañana a primera hora.

Instala un toldo. Quita sol de la ventana aumentando las horas de sombra.

Instala un aparato de aire acondicionado. Dicen que es malo dormir con el encendido. Todos los entendidos lo desaconsejan. A mí no me gusta, me sienta fatal, pero conozco gente que lo pasa tan mal con el calor que duerme con el aire encendido y sobreviven.

Preparar el colchón para el verano


Llegamos al kit de la cuestión. Cuando somos calurosos el colchón adecuado es primordial.

El colchón ideal para el verano es el colchón de muelles. Si eres una persona propensa a sufrir en verano por el calor ese es tu colchón, ni lo dudes.


Cuando preparamos la cama para el verano y al dejar desnudo el colchón, podemos ver su estado actual.

Seguramente al colchón le tocará girarlo o voltearlo y veremos si tiene deformaciones, abultamientos, hundimientos... si es así, debes de cambiar el colchón ya. No puedes dormir en un colchón que está deformado por que te vas a fastidiar la espalda.

Si no es el caso, pero tu colchón no es de muelles, es el momento de acordarte de lo mal que lo pasas con el calor y de pedir en la tienda un colchón de muelles y  que te lo entreguen lo antes posible.

Todos los colchones dan calor y en verano pues más calor aún. Pero los colchones de muelles al estar huecos dentro de la carcasa de muelles, son los que mayor transpiración y circulación de aire tienen.

Gracias a esa circulación de aire acumulan menos calor y evaporan más la humedad corporal producida por nuestro sudor mejorando la higiene.

En cuanto a los acolchados te aconsejo que mires los colchones con viscogel. Acumulan menos calor que los de viscoelástica normal. Es bueno para ti, amigo/a caluroso/a, que no tengan más de 5 cm de visco gel para que no tengas sensación de atrapamiento con el consiguiente aumento de temperatura y podrás cambiar más fácilmente de postura.

En cuanto a almohadas, las almohadas de visco dan menos calor que cualquier otra. Si además son de visco gel van bien, pero a mi atender, las más transpirables son las de visco con el núcleo taladrado. Favorecen la circulación de aire por su interior evitando la acumulación de calor. Además suelen llevar un tejido 3D, super transpirable.

Espero que estos consejos te ayuden a llevar el verano dignamente y lo pases un poco mejor a la hora de dormir.

Ahora te toca contarnos tus truquillos para sobrevivir a las noches veraniegas.